¿Sabías que, cambiando tus hábitos alimenticios pueden mejorar tus problemas de voz?

¿Sabías que, cambiando tus hábitos alimenticios pueden mejorar tus problemas de voz?

En nuestra consulta son muchos los casos con patologías de voz en donde existen malos hábitos de alimentación. Es importante tener en cuenta, qué alimentos debemos reducir en nuestro día a día y que éstos pueden afectar a algunas patologías de la voz.


Cuando acuden a nuestra consulta pacientes con alguna patología vocal, no suelen ser conscientes que determinados alimentos pueden influir en el tratamiento de la voz. Por ello, en la valoración inicial, realizamos una encuesta a los pacientes, sobre los alimentos que ingieren de forma cotidiana.
Es importante tener en cuenta qué alimentos deben consumirse de forma moderada, además de saber que otros no se deben ingerir durante un tiempo prolongado hasta conseguir mejorar el tratamiento logopédico.
Hoy vamos a nombrar los alimentos que se deben consumir en menor cantidad, cuando podamos estar ante alguna patología de la voz:
– Los picantes o las comidas muy pesadas se aconsejan que se ingieran de forma prudente.
– Los caramelos de menta o de limón suelen generar bastante sequedad y sensación de carraspeo.
– El alcohol y la cafeína deshidratan las cuerdas vocales.
– Evitar alimentos muy fríos o muy calientes.
– Reducir el consumo de alimentos muy salados.
– Disminuir la ingesta de lácteos.

Alimentos Saludables.

Es importante que el paciente tenga en cuenta que debe consumir más alimentos con vitamina C y A.

navigate_before
navigate_next

También alimentos ricos en Omega 3, ya que mejorarán la condición de las cuerdas vocales y por tanto , la voz.
Es importante resaltar que existen alimentos que destacan por su acción actibacterina, expectorante y mucolítica, por ello recomendamos consumir alimentos que contengan cebolla o ajo.


Y por último destacar que cocinar al vapor o tomar sopas de verduras tienen la capacidad de proteger nuestra mucosa.
Desde nuestro gabinete les animamos a que prueben con éstos consejos.

María Gabriela González Pacheco. Logopeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *