En muchas ocasiones en nuestra consulta los padres de nuestros niñ@s nos comentan sobre cual es el momento adecuado para quitarle la chupa a nuestros hijos. En muchas ocasiones hay que ver cada uno de los casos para poder aconsejar a los padres pero por lo general solemos aconsejar que el niñ@ no debe estar mas de un año con la chupa. Algunos profesionales aconsejan no dárselas nunca o también no ven ningún problema en alargarlo en el tiempo.

¿Qué consecuencias positivas puede tener el uso de la chupa?

La SUCCIÓN favorece el “Crecimiento armónico de la cara”  y “Estimula la musculatura facial”.

En muchas ocasiones cuando el niño no succiona ninguna chupa tiende a buscar algún tipo de succión y suele aparecer la “succión digital” (succión del dedo), por ello es recomendable usarla aunque sea el primer año.

 

 

La succión que distorsiona la oclusión dentaria es aquella en las que estos movimientos correctos sustituyen por movimientos incorrectos como el de “lamer”. Aquí les presentó dos modelos de chupas, una de ellas que no se debería utilizar porque favorece un tipo de succión inadecuada y la otra es anatómica aconsejada para una correcta succión.

¿ Qué consecuencias Negativas puede tener el uso prologando de la chupa?

  • Malaoclusión dental. Suele aparecer con bastante frecuencias problemas de anomalías dentarias.
  • Infecciones en la boca y en el oído.
  • A nivel emocional los niños deben pasar la etapa de la chupa a una etapa madura. En muchas ocasiones los padres solo ven el efecto fisiológico pero yo les suele recordar el efecto psicológico que hace un uso abusivo de la chupa en el que el niño se siente “aún un bebe” y no “quiere crecer”.

 

Por: María Gabriela González Pacheco.

Leave a Reply