¡Qué difícil se le hacen a los niños las matemáticas! Pero… ¿Saben papás, mamás y familia que podemos ayudar a nuestros pequeños con nuestros materiales de casa?  

Las matemáticas pueden ser muy abstractas para ellos, pero podemos hacerlas manipulativas para que ellos pueden entenderlas mejor. Conocer primero lo concreto para luego pensar en abstracto. Deben manipular objetos. Te pongo un ejemplo: en clase les plantean problemas con los kilos, pero no han experimentado con un paquete de arroz. Te ayudaré a que te parezca más fácil enseñarle a tu hijo las matemáticas haciendo de las tareas domésticas sencillos juegos.

 

En este artículo me gustaría ofrecerles juegos que pueden hacer con sus hijos, nietos, sobrinos, primos… en casa. De forma general, deben ayudarlos a razonar de forma lógica: buscarle el por qué a todo, por qué ocurre (causa), por qué debemos seguir unos pasos para llegar a la solución (organización, comprensión), por qué ocurre esto después (consecuencia), etc.

 

 

A continuación, comienzo a enumerar los juegos:

1. Elaborar una receta (conseguir las medidas necesarias para cada paso: unidades de medida: litros y kilos).            

2. Colocar la mesa (contar los cubiertos que pondremos en la mesa).    

3. Al colocar la losa en su sitio (ya sea fregada o sacar del lavavajillas), nombrar las formas geométricas que tienen.

4. Cuenta las pinzas de la ropa que utilizan para tender (ya sea por pares o individual).

Como ven las matemáticas pueden ser fáciles para ellos, pero además, divertidas, solo es cuestión de ser creativos, implicados (necesitan de ustedes para involucrarlos en las tareas de casa y así hacerles responsables también), y tener algo más de tiempo para ellos cuando tendemos, preparamos la mesa, secamos la losa y la colocamos en su sitio, o hacemos la comida.

¡Haz de las matemáticas una actividad rutinaria y divertida!

Karen García Salazar (Psicopedagoga)

Leave a Reply