Cuando queremos trabajar la “EXPRESIÓN ORAL” debemos plantearnos a qué niños/as va dirigido, pues debemos hacer hincapié en diversos aspectos, identificando la naturaleza y las características del lenguaje de un niño/a determinado, teniendo en cuenta la edad del mismo, así como sus posibles dificultades, o si nos encontramos ante algún tipo de patología o trastorno. Por ello, debemos realizar previamente una valoración exhaustiva de los diferentes componentes del lenguaje y su uso, entre otros aspectos de la conducta verbal.

Lo fundamental en la evaluación específica del “componente pragmático” del lenguaje, es intentar conocer la capacidad del niño para comunicarse de manera adecuada y eficaz en diferentes contextos y ante diversos interlocutores.

  A continuación, presentamos algunas actividades para reforzar y desarrollar las funciones comunicativas, para lograr que los niños/as obtengan mayor dominio en las destrezas para el “discurso narrativo”.

ACTIVIDAD DE SEGMENTACIÓN TEMPORAL

 

Consiste en realizar actividades en la que los niños deban ordenar temporalmente imágenes que presenten una secuencia de acciones para posteriormente narrar verbalmente dicha secuencia temporal, destacando la importancia del uso de los

conectores.

ACTIVIDADES DE PRELECTURA

  • Terminar una frase (respuesta verbal): comenzamos con parte de una oración que el niño debe finalizar.   

     El perro de mi amigo…….

    Mi hermano tiene…….

El mar es de color……

  • Contestar a preguntas a partir de imágenes: utilizamos partículas interrogativas como apoyo verbal, para fomentar la creación de la historia o como en éste caso dados con diferentes imágenes.

¿Qué?

¿Quién?

¿Dónde?

¿Cuándo?

¿Por qué?

 

  • Crear una historia a partir de un esquema visual y apoyo verbal.

EL CALDERO MÁGICO

Es un esquema narrativo para

inventar y desarrollar historias con

ayuda de ciertos ingredientes.

 

 

 

 

 

“Debemos crear situaciones orales porque el lenguaje oral es una de principales herramientas para adquirir conocimientos fundamentales, ya que, a través de él, los niños/as son capaces de estructurar el pensamiento, ampliar sus conocimientos sobre el mundo que les rodea y establecer relaciones con sus iguales y adultos”.

                    

CRISTINA MESA TOSTE-BELLO.

LOGOPEDA.

Leave a Reply