Su nombre completo es: El síndrome de Gilles de la Tourette, es un Trastorno del neurodesarrollo caracterizado por la presencia de tics vocales y motores múltiples, realizados de forma involuntaria por la persona que lo padece. Este comienza ha  manifestarse en la infancia o en la adolescencia, siempre antes de los dieciocho años, presentándose en los hombres entre tres y cuatro veces más que en las mujeres.

Cuando hablamos de tics nos referimos a movimientos involuntarios repetitivos. Existen tics simples como guiñar el ojo, levantar los hombros; tics complejos, donde se  implica en sus movimientos grandes grupos musculares de diferentes partes del cuerpo, por ejemplo la persona guiña un ojo y salta al mismo tiempo; por otro lado existen los tics vocales (vocalizaciones) que se refieren a ruidos que se realizan con la boca como puede ser el carraspeo, tragar saliva… Estos tics generalmente se producen junto con los movimientos. También pueden expresarse como coprolalia (el uso involuntario de palabras obscenas o de palabras y frases inapropiadas en el contexto social) o copropraxia (gestos obscenos). A pesar de su amplia difusión pública( a través de películas, series de televisión, monólogos…) la coprolalia y la copropraxia no son comunes en trastornos de tics.

Para que este tipo de características en una persona se catalogue como dicho trastorno, es necesario que hayan estado presentes  de forma reiterada durante un año, diferenciándose  de otros trastornos por tics, porque en este están presentes tics motores y tics vocales que aparecen a la vez.

Hasta el momento no se conoce la causa exacta de este trastorno aunque se cree que puede estar relacionada con problemas en algunas zonas del cerebro y alteraciones en las sustancias químicas (serotonina, dopamina y norepinefrina) que facilitan la comunicación entre las neuronas. Este trastorno es hereditario por lo que una persona con el síndrome tiene un 50% de posibilidades de transmitírselo a uno de sus hijos, aunque heredar la predisposición genética no significa padecer todos los síntomas de la enfermedad. El hijo o hijos afectados pueden presentar una serie de tics de carácter leve, un comportamiento obsesivo-compulsivo, un déficit de atención sin tics, o podrían incluso no desarrollar ningún síntoma apreciable.

Muchas personas con el síndrome de Tourette experimentan problemas adicionales de neuro-comportamiento, como es  la falta de atención, hiperactividad e impulsividad (déficit de atención con hiperactividad) .Aunque sus síntomas persisten durante toda la vida, estos suelen ser más severos durante los primeros años de adolescencia en la mayoría de las personas diagnosticadas, y van mejorando conforme avanzan hacia la madurez.

Se debe tener claro que no debemos de alarmarnos cuando un niño/a, en periodo escolar presenta tics, ya que es algo muy habitual en este periodo.  En el caso que duren más de seis  meses y aparezcan varios a la vez,  y desde nuestro punto de vista sea algo que se sale de lo “normal”, es recomendable acudir a un especialista. Pero es importante recalcar que los tics son un proceso normal en el desarrollo de los niños

Con este artículo intento darle la voz que se a merece este trastorno y las personas que lo padecen, ya que es importante ofrecer a la sociedad información sobre este tipo de trastornos.  Aún hoy en día, con toda la información que tenemos a nuestro alcance existe un desconocimiento por parte de la mayoría de la población sobre muchas de las alteraciones cerebrales existentes, además de la deshumanización y las falsas creencias sobre muchos de ellos.

Probablemente al leer este artículo se le habrán venido a la cabeza imágenes de personas que padecen este trastorno, y con ellas, la pregunta de si podrán llevar una vida normal. La respuesta es afirmativa, pero en muchos de los casos, somos la propia sociedad quienes les ponemos todas las barreras para que eso sea posible. Es por  ello que les recomiendo  que se pongan las gafas de la empatía, respeto y humanización, y vean el mundo a través de ellas.

 

Silvia Álvarez Ramos

Leave a Reply