La conciencia fonológica se considera una habilidad metalingüística definida como: “La reflexión dirigida a comprender que un sonido o fonema está representado por un grafema (letra) que combinado con otros forman unidades sonoras (palabras) que poseen un significado”.
Por tanto, la conciencia fonémica, es la capacidad para identificar los fonemas que conforman las silabas y las palabras. El desarrollo de esta, en los/as niños/as pequeños/as, no solo favorece la comprensión de las relaciones entre los sonidos (fonemas) y las letras (grafemas), sino que les ayuda a descubrir como los sonidos se comportan dentro de las palabras, pues dicho proceso apoya y favorece la posterior adquisición de la lecto-escritura.

Es importante estimular el reconocimiento  y la discriminación de los sonidos del habla de la propia lengua, por ello, hoy les dejo algunas actividades que se pueden realizar para fomentar el desarrollo de la conciencia fonológica.
Actividades de conciencia fonológica:
– Estimular la discriminación e identificación auditiva de sonidos onomatopéyicos (animales), ambientales, (hogar, calle, etc.) e instrumentales.
– Reconocer o identificar el inicio de las palabras asociadas a imágenes. Por ejemplo: rodea de azul los dibujos que empiecen por la letra “a”.
– Diferenciar fonemas similares según la colocación de los órganos fono-articulatorios (labios, dientes, lengua…).
– Jugar a rimas de palabras. Por ejemplo: gol/sol
– Omitir sonidos dentro de una palabra. Ejemplo: menta/meta.

Estas son algunas de las actividades que podemos realizar con los niños/as para fomentar el desarrollo de la conciencia fonémica y así, facilitar y obtener resultados favorables en el posterior aprendizaje de la lecto-escritura.
No debemos olvidar que las actividades se realizarán dependiendo de la edad y el nivel que tengan nuestros niños/as

 

Cristina Mesa Toste-Bello. Logopeda

Leave a Reply